El título de ciudad, Alcalá de Henares

La Real Cédula firmada por el rey Carlos II en Aranjuez el 5 de mayo de 1687 otorgaba a Alcalá de Henares el privilegio de poder ostentar el título de ciudad. Un  título que todavía hoy hace sentir orgullosos a muchos alcalaínos y que convierte a Alcalá de Henares, junto a Chinchón y Colmenar de Oreja, en una de las tres ciudades con título de la Comunidad de Madrid.

La solicitud en el siglo XVII de este título se nos presenta como una antigua aspiración por recuperar una categoría que ya tuvo Complutum en época romana, aunque no hay que olvidar que la necesidad de este tipo de distinciones formaban parte de la manera de  entender la sociedad en el Barroco.

Para Alcalá de Henares, debido a su estatus jurídico como señorío arzobispal de Toledo, el título no significó demasiado en el marco legal, pero sí en el protocolario y ceremonial, consiguiendo, entre otras cosas, poder usar cuatro maceros en los actos y eventos del Ayuntamiento.

Pero lo importante es que el título se consiguió gracias principalmente a Diego Torres de la Caballería y Pacheco. Regidor de Alcalá de Henares, Caballero de Santiago en 1682 y perteneciente al Consejo de la Real Hacienda . Fue el comisionado por el Concejo para tramitar en la Corte la concesión.

IMG_20160324_110211

La casa solariega de Diego de Torres, situada en la calle Victoria, 1, es hoy sede de la de delegación de la Cámara de Comercio de Madrid en Alcalá de Henares y fue restaurada entre 1989 y 1990 por José María Pérez González (Peridis). En su interior se conserva un bello patio castellano con columnas y en el exterior podemos ver una placa conmemorativa colocada por el Ayuntamiento en 1987.

También ayudó, y mucho, a conseguir el título el alcalaíno Diego de Anchía. El 14 de marzo de 1687, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares recibió la carta de este caballero por la que prestó 5000 ducados para el pago del título de ciudad. 

IMG_20160324_110014

La casa de los Anchía, situada en la calle Cardenal Cisneros 7, es desde 1995 un centro salesiano conocido como Centro Juvenil Cisneros. Es una edificación del siglo XVII que conserva un bello patio de columnas.